Componentes y materiales

Las pilas más comúnmente utilizadas en los relojes de cuarzo son del tipo Zn/Ag2O (zinc/óxido de plata).

La pila de óxido de plata consta de 2 recipientes que contienen el metal negativo (ánodo) y el material positivo (cátodo). Ambos recipientes actúan como polos o electrodos negativo y positivo. Un separador (malla aislante) interno evita que ambos materiales entren en contacto pero permite el intercambio de iones (átomos con carga eléctrica) entre el cátodo y el ánodo. El material del ánodo es el zinc (Zn) mientras que el del cátodo es el óxido de plata (Ag2O).

El electrolito (NaOH ó KOH) permite la conexión eléctrica entre el cátodo y ánodo, sin que exista un contacto directo entre ambos materiales (lo cual produciría el corto-circuito interno de la pila).

La junta de separación de aislante polímero sirve para que los recipientes que contienen el cátodo y el ánodo no se toquen entre sí. Además, actúa como un elemento para garantizar la estanqueidad de la pila y evitar que salgan al exterior componentes químicos.

Componentes y materiales

ACEITE PARA RELOJES

Por: Josep Matas Rovira

Introducción

Durante largo tiempo en el pasado los relojeros reparadores han sufrido la mala calidad de los aceites minerales y animales necesarios para mantener en funcionamiento los relojes.

Tanto es así que Breguet el gran maestro relojero, una vez escribió una carta a su hijo quejándose de este aspecto y en su afán de mejorar la marcha de los relojes, inventó el tourbillon.

Hoy día los nuevos lubricantes sintéticos harían las delicias de los antiguos maestros relojeros, puesto que no serían un inconveniente en la construcción sino todo lo contrario una ayuda.

Actualmente con el nivel de exigencia requerida por los clientes y usuarios entendidos en la materia  y con las nuevas construcciones relojeras los fabricantes de lubricantes para relojería, han hecho un esfuerzo tecnológico, para dotarnos de unos aceites y grasas sintéticas de muy alta calidad, que ayudan al relojero, en su trabajo diario.

Todos estos lubricantes tienen la función de mantener al reloj en perfecto funcionamiento en cualquier circunstancia o temperatura y ayudan al relojero en su afán por mejorar la marcha del reloj.

Este escrito no debe tomarse como una norma a seguir por el relojero si no es su deseo; pero si podemos decir que es de estricto cumplimiento en las prácticas del módulo de relojería en el Ins La Mercè y en el aula de Industrial Martí de Relojería SL.

Algunos se pueden preguntar la necesidad de adquirir todos los lubricantes que aparecen  a continuación  pero su justificación viene dada por la necesidad de lubricar correctamente, según las presiones a ejercer en cada caso y las temperaturas que deben soportar.

Otra consideración importante es la manera de aplicar estos lubricantes y su conservación.