Ecopilas

Madrid, 25 de marzo de 2015.- La fundación Ecopilas, perteneciente a la plataforma medioambiental Recyclia, se ha convertido en el primer Sistema Integrado de Gestión (SIG) de pilas y baterías autorizado a recoger y gestionar estos residuos en todas las Comunidades Autónomas de nuestro país. Ecopilas ha alcanzado este objetivo, tras obtener la autorización para operar en Castilla y León.

Según el Real Decreto 106/2008, que regula el correcto tratamiento medioambiental de las pilas y acumuladores en nuestro país, los SIG deben ser autorizados por las Comunidades Autónomas en las que se implanten territorialmente. Estas autorizaciones tienen un periodo máximo de cinco años y pueden ser renovadas por periodos sucesivos.

La primera comunidad autónoma en permitir operar a Ecopilas fue Galicia en el año 2009. Desde entonces la fundación ha trabajado para obtener la autorización de las diversas Comunidades Autónomas. Gracias a este esfuerzo logístico, Ecopilas ha recogido y reciclado un total de 13.018 toneladas de pilas y baterías portátiles entre los años 2009 y 2014.

Según José Pérez, presidente de Ecopilas, “desde nuestra puesta en marcha, hemos hecho hincapié en colaborar con las administraciones regionales y locales para aumentar la eficacia de nuestro sistema de recogida. Ser autorizados a operar en todo el territorio nacional da buena muestra de ello y supone, además, un paso muy importante para cumplir el objetivo establecido en el RD de recoger el 45% de las pilas puestas en el mercado a partir de 2015”.

Ecopilas, primer sistema colectivo de pilas de nuestro país autorizado en todas las Comunidades Autónomas

Pinzas y lupas oculares constituyen las herramientas de trabajo de unos 40 alumnos que cada día, de tres de la tarde a nueve de la noche, desmontan relojes y vuelven a montarlos hasta escuchar su compás perfecto.

El Institut Mare de Déu de la Mercè (Motors, 122) es el único centro de formación profesional de España que imparte enseñanza de relojería. "Somos un referente para toda la península ya que aquí formamos a los alumnos en las tres áreas de la relojería: mantenimiento, reparación y restauración", explica Josep Matas, que lleva desde 1975 como profesor.

"Muy pocas personas recibimos esta formación. Como escuela oficial solo existe esta", subraya Eduard Cuadrada, alumno de 34 años. "Empecé como aficionado, y cuando estuvo claro que mi trabajo anterior no tenía mucha salida, me apunté al curso de relojero", añade. La mayoría de sus compañeros rozan los 30 años.

Mecánicos del Tiempo

¿Qué hacemos con las pilas usadas?

Cada año se introducen en el mercado español 500 millones de pilas y baterías, que hacen posible la vida de infinidad de aparatos portátiles de todo tipo. Teléfonos móviles, ordenadores, cámaras de fotos, mandos a distancia; todo a nuestro alrededor funciona con pilas. Son una fuente de energía imprescindible, y nuestra vida no sería igual sin ellas.

Industrial Martí de relojería, una empresa de las de antes

La empresa de origen técnico cumple con toda la cadena de suministro relojero. Abarca cuatro grandes áreas: fornituras, herramientas, correas y pilas; relojes de pulsera y despertadores; servicio posventa y talleres; y, por último, cursos y consultoría permanente en cuestiones técnicas.

Leer Más