Esaquartz EEM Cal 931771. 1981

Ebauches electroniques S.A. Marin Suisse Un digital clásico de los años ochenta

A finales de los años setenta y principios de los ochenta, el sector de la relojería de pulsera andaba revuelto por la intrusión con fuerza de los relojes digitales, que por esa época tenían un futuro mucho más prometedor, en cuanto a los valores absolutos de venta, ya que se presumía una igualdad con los analógicos de cuarzo o de agujas tradicionales, cosa que todo el mundo sabe actualmente, no se ha producido.

¿Qué es un Cronógrafo mecánico?

El cronógrafo es el reloj que indica las horas, los minutos y los segundos; pero que, además, está dotado de un mecanismo que permite proceder a operaciones continuas o interrumpidas en las que se marca 1/5 sobre 5 de segundo, con una duración que puede estar comprendida entre una fracción de segundo y doce horas. Este mecanismo suplementario permite la puesta en marcha, la parada y la vuelta a cero de una aguja central llamada "trotadora" o "gran segundero" que marca los segundos y los quintos de segundo así como otras agujas totalizadoras a minutos y horas. Estas operaciones se efectúan mediante los pulsadores de la caja.

El cronógrafo ratrapante

De los muchos sistemas y mecanismos inventados y construidos para el reloj de pulsera cronógrafo, el más apreciado entre los coleccionistas y compradores entendidos en el tema es el cronógrafo ratrapante.

Cronógrafos y contadores

Los relojes de pulsera nos indican el paso del tiempo o, dicho de otra manera, la hora en que vivimos. Normalmente los ajustamos de hora teniendo como referencia a otros de mayor precisión. Por el contrario, los cronógrafos y contadores nos permiten medir intervalos de tiempo más o menos largos a conveniencia del usuario. El concepto intervalo de tiempo se refiere al principio y final de un fenómeno que puede ser natural o artificial;  una competición deportiva, una tormenta, el proceso de producción industrial, la secuencia de respiraciones, etc.

La sonería mecánica en el reloj de pulsera

Constituye una de las complicaciones más importantes de la alta relojería y da vida a una serie de relojes selectos, incluso algunos de colección, pertenecientes sólo a las grandes manufacturas. Este artículo se presenta como una introducción al tema, además de informar sobre los tipos existentes y su funcionamiento.

El Tourbillon y el Tourbillon carussel

El "Tourbillon" es un dispositivo que ha llegado hasta la relojería contemporánia después de siglos de evolución y progreso, en los que los herederos y seguidores de su creador, Abraham Louis Breguet, han continuado investigando este sistema de gran regularidad, independiente de la posición del reloj y que utilizan grandes manufacturas como Jorg Hysek, Breitling o Maurice Lacroix.

El calendario en el reloj de pulsera (Simple - Perpetuo)

Podemos asegurar que los mecanismos de calendario no se han inventado hoy en día, sino que han ido evolucionando desde los primeros que se crea ron a relojes estáticos y disminuyendo su tamaño, hasta llegar a nuestros días como los conocemos. Al empezar la construcción de relojes portátiles, sobre todo a partir del siglo XVI, los relojeros ya desarrollaron y montaron mecanismos de calendario en sus mejores piezas. Estos primeros y rudimentarios dispositivos, sólo disponían de la información conocida en la época. Hay que reconocer el mérito constructivo de estos primeros dispositivos a pesar de lo impreciso de su funcionamiento, no tanto por el calendario, como por la máquina mecánica que lo hacía funcionar. Tanto es así, que estos relojes disponían de un reloj de sol complementario, para poner en hora al mecánico.

José Matas Rovira

Nació en Blanes (Girona) el 4 de Abril de 1952 en el seno de una conocida familia de tradición joyera y relojera. Su formación como relojero la obtuvo en la Academia de Rellotgeria Santa Llúcia de Barcelona, entidad dependiente del Gremio de Relojeros y de la Federación de Fabricantes Suizos de Relojes, y en el Instituto sindical Verge de la Mercè de Barcelona. En 1975 inició su carrera como profesor del Instituto de Formación Profesional IES-SEP La Mercé. En los años 1975-1976 diseñó el programa de la especialidad de FPI y FPII de micromecánica y relojería en el Instituto de Formación Profesional IES-SEP La Mercé. En 1978 obtuvo el título de maestro relojero por el Instituto WOSTEP (Watchmakers of Switzerland Training and Educational Program) en Neuchâtel (Suiza), donde representaba al Estado Español en un curso de perfeccionamiento relojero para profesores. 

José Matas Rovira