Introducción

La información que a continuación vamos a detallar, se refiere especialmenten a los relojes construidos en la segunda mitad del siglo XX.

El maestro afinador de los relojes Mr. Réne Gygax (1968), nos ilustró sobre el tema en cuesrión.

CAPITULO I - Control de la marcha de los relojes estándar y de los cronómetros

1.- Los observatorios cronométricos

A petición de los fabricantes interesados, se ofrecen controles individuales para cada pieza requerida. Las pruebas se efectúan sobre las siguientes premisas.

  • Posiciones.
  • coeficiente térmico.
  • Error secundario.
  • Media de los desvios.
  • Vuelta a poner en marcha

Las siete operaciones o pasos que vamos a desarrollar a continuación, se sustentan en unos dibujos antiguos que un profesor de relojería nos cedió para los alumnos. En base a estos dibujos explicaremos el procedimiento resumido a partir de una espiral embastada y con el número C.G.S correspondiente al calibre.

Si no se dispone de la espiral adecuada, el procedimiento reducido no puede realizarse puesto que lo más importante es escoger la espiral adecuada a cada reloj.

Procedimiento

Primera operación elección de la virola.

Debemos controlar que la virola sea la adecuada al tipo de espiral que tenemos; además conviene verificar si los orificios para introducir la espira están bien.

En el dibujo se representan dos tipos de virolas, para dos tipos de espirales; Breguet y plana. Las dos disponen de un corte para su encaje en el eje de volante, control que debe realizarse también antes de empezar con la construcción de la espiral.

El latón es el material más usado para construir las virolas en caso de tener que hacerlas de nuevo.

Nota: en este punto inicial conviene preparar los pasadores de enganche de la espira que entra en el agujero de la virola, puesto que de otra manera después es muy difícil cortar la parte sobrante del lado más gordo del pasador.

 

Construcción de una espiral en siete operaciones básicas

REGULACIÓN  DEL VOLANTE ESPIRAL CON RAQUETA

Por: Josep Matas Rovira.

El órgano regulador del reloj de pulsera se llama volante espiral y se compone de: un volante de inercia (1) y de un muelle espiral (2) fig. 7-8.

Para fijar estos componentes es necesario clavar en el volante un eje que puede ser; para los sistemas de parachoques del tipo Incabloc, Kif o similar y/o para piedra de contrapivote simple.

Observación: la forma de los pivotes varía, según sea para uno o para el otro.
 
Los elementos del conjunto:

1 = volante 2 = muelle espiral 3 = puente de volante 4 = virola del espiral

5 = pitón 6 = porta pitón con tornillo 7 = raqueta de pasadores 8 = indicador de adelanto o atraso en forma de flecha.

Regulación del volante espiral con raqueta

Fig.7-8: El volante espiral fijado en su puente de volante.

Renata Batteries

Como cambiar la pila

Al instalar una nueva batería, por favor asegúrese de que no se utilizan pinzas de metal o herramientas metálicas similares. Se requieren pinzas de plástico para realizar la instalación; de lo contrario, la batería podría ser cortocircuitada y dañada.

Además, asegúrese de que los contactos de la batería no se doblan, lo que podría hacer que la batería de cortocircuito. Asegúrese de que la batería no está en el mismo recipiente que la base del soporte y / o los tornillos provistos, de lo contrario la batería puede ser cortocircuitada y dañada.

Cambiando las pilas

  • Utilice sólo el tipo de batería Renata recomendado según en la hoja de instrucciones.
  • Asegúrese de que las superficies de contacto de la batería están limpios.
  • Asegúrese de que la polaridad de la batería (+ / -) es correcta al reemplazar la batería.
  • Retire una batería muerta inmediatamente del reloj. Mantener una batería muerta en un reloj puede dañar el movimiento.

La espiral plana de relojería

Seguido de operaciones y de intervenciones para una buena afinación "règlage"

La espiral del reloj se puede definir de la siguiente manera: Pequeño muelle enrollado en espiral, con sus extremidades ajustadas al volante y al puente de volante.

Imaginado por C. Huygens en 1675 la primera espiral plana era de cobre o de hierro y tenía solo una pocas espiras.

La espiral cilíndrica lo aplicó J. Arnold en el año 1782. Las curvas de este tipo de espiral trataban de conseguir que se desarrollara concéntricamente durante las oscilaciones.

En 1700 de la Hire propuso el muelle ondulante. Otras espirales como la cilíndrica o la cónica además de la esférica, tienen su lugar en el mundo del reloj, pero nunca alcanzaron el éxito que obtuvo, y sigue cosechando, la espiral Breguet.

L. Breguet tuvo la idea de alzar la espira exterior y de darle forma a la curva para asegurar el desarrollo concéntrico de la espiral. Los resultados fueron tan buenos que actualmente algunas manufacturas siguen usando este tipo de espirales para sus productos de alta calidad. Genéricamente se define la espiral como la curva que se aparta progresivamente de un punto central llamado polo.

La espira es la porción de curva comprendida en una vuelta completa (360 grados), las espirales de relojería tienen normalmente de 10 a 18 espiras.

El estado en que se encuentre la espiral junto con el volante, determina el grado de afinación o, dicho de otra forma, la fiabilidad de marcha diaria del reloj en adelanto o atraso con respecto a un patrón de alta precisión, como por ejemplo la hora oficial de un observatorio o de un centro horario.

Resumiendo: Con un muelle espiral defectuoso jamás se puede conseguir precisión de marcha en los relojes mecánicos de pulsera. Es por esta razón que vamos a dedicarle este número con la esperanza de que sirva de soporte para aquellas personas interesadas en mejorar sus conocimentos de la afinación o el règlage, como lo denominan los relojeros europeos.

Nota: En este número vamos a tratar sólo la llamada espiral plana, dejando para otra ocasión la espiral Breguet.

Incabloc, el parachoques del reloj de pulsera

Para A. L. Breguet (1747-1823), una de sus grandes preocupaciones cuando diseñaba y construía sus relojes era cómo evitar las roturas de los pivotes del eje de volante en caso de caída accidental del reloj.

Para solucionar en lo posible este efecto inventó un parachoques que reaccionaba sólo con los choques axiales.

Este parachoques consistía en una lámina muelle que, al fijar en ella la piedra de contra-pivote, si el volante recibía una sacudida de tipo axial se desplazaba hacia arriba y abajo sin romper el pivote del eje de volante.

Hoy día los parachoques más implantados son los llamados "Kif", "Duofix" y sobre todo el "Incabloc". Este último por ser el de mayor introducción en el mercado, lo usaremos de ejemplo para aprender un poco el funcionamiento básico de estos elementos tan importantes en el sector comercial del reloj mecánico.

Moebius y el reloj de pulsera

La firma de lubricantes "Moebius" para mecanismos de precisión siempre ha estado ligada a la historia del reloj.

Sería impensable que los relojes funcionaran sin ningún lubricante en los conjuntos de elementos y piezas que lo constituyen. Es tanta la importancia de estos que, en algunas partes del mecanismo, la falta de lubricación haría que el reloj funcionara solo algunos días, siendo muy generosos en la apreciación.

Por su importancia tan vital en la fabricación y en el servicio postventa les vamos a dedicar este capítulo con la ayuda de una de las máquinas más emblemáticas, de los llamados relojes automáticos de pulsera. Se trata del calibre que fabricó Ebauches S.A. (AS 1701). La marca "Moebius" y la firma "Bergeon" siempre han ido de la mano a la hora de suministrar a los profesionales del sector los lubricantes más adecuados cada mecanismo de precisión.

Autoquartz ETA 205911

El calibre ETA 205911 "autoquartz" forma parte del grupo de relojes llamados "ecológicos" porque disponen de una fuente de energía de larga duración cuyos residuos una vez utilizada, contaminan muy poco.

Por regla general, este grupo de relojes, entre los que se cuenta el que estudiamos, no dispone de pilas convencionales para suministrar la corriente al módulo electrónico; en cambio llevan un acumulador de corriente de larga duración y mucha admisión de carga.

Calendario perpetuo de ETA calibre 252511

La asignatura pendiente de los fabricantes de relojes de pulsera, sigue siendo ofrecer al mercado de los grandes consumidores, un calendario que no necesite cambios manuales (utilización de la corona del reloj) cuando los meses no terminen en 31 días.

El calendario perpetuo, es un mecanismo con programación automática para los saltos del último día del mes. Hace mucho tiempo que existen, pero siguen siendo muy costosos en cuanto a la fabricación de los elementos mecánicos que los hacen posibles.

La cuestión pendiente no es la posibilidad de la fabricación en serie de estos mecanismos, problema solucionado hace tiempo, sino los costes para los fabricantes y los distribuidores, que encarecen mucho el producto si se le aplican estos mecanismos tan sumamente complicados de fabricar y con un valor estético exterior poco atractivo.

Para conocer un poco el calendario perpetuo, que muchos relojes de primeras marcas incluyen en sus mecanismos, vamos a desarrollar en este número el calibre ETA 252511.

Es un módulo de cuarzo con sistema de calendario perpetuo en el C.I, pero con un motor extra que sólo se usa para girar las agujas en el momento de los cambios al final de los meses y de los años.

¿Conocemos al reloj? - ETA

Para confirmar la vigencia comercial de los relojes mecánicos, la firma ETA, de Grenchen, en Suiza, lanza al mercado para la década que se inicia una nueva gama de productos mecánicos y de cuarzo. El calibre ETA 2000 forma parte de este grupo de nuevos productos. Como características más destacables, diremos que dispone de un sistema automático para dar cuerda, el calendario y un conjunto volante-espiral de alta precisión y con una frecuencia de 28.800 alternancias/hora que aseguran una excelente afinación. Este tipo de relojes va dirigido a consumidores con una idea muy clara de lo que buscan por las ventajas que pueden ofrecer al no llevar ni pilas, ni acumuladores, por lo que son totalmente ecológicos.

El cronógrafo Valjoux 7751 fabricado por ETA

El cronógrafo mecánico Valjoux 7751, fabricado en Suiza por la casa ETA, responde a las necesidades y demandas de muchas firmas de prestigio que lo han escogido para montarlo en sus nuevas creaciones.

El modelo que aparece en la fotografía no es de ninguna firma comercial de relojes, corresponde a una caja de las que dispone la misma casa ETA y se usa para las demostraciones del sistema y también para prácticas en el taller. La esfera lleva la inscripción del fabricante de la máquina (ETA Swiss Tecnology), pero no sería de extrañar que se encontrara una parecida con marca comercial.

El volante en el reloj

El volante espiral es el órgano regulador del reloj de pulsera.

Es un oscilador mecánico del cual depende en gran medida la precisión del reloj.

A continuación detallaremos aquellos aspectos más básicos y de interés general de los volantes espirales del tipo más usual, dejando las especialidades para otro capítulo más adelante.

Como oscilador mecánico y órgano regulador de la marcha, el volante espiral dispone de una frecuencia de trabajo, de acuerdo con el diseño y construcción del resto del reloj, esta frecuencia se le asigna en el momento de la fabricación, y para los volantes de los relojes antiguos con tornillos era de 18.000 ah/h, o 2.5Hz. Actualmente los volantes del tipo anular disponen de frecuencias más altas lo que les confiere más precisión de marcha.

Chronomatic Calibre 11

El Chronomatic es un cronógrafo de carga automática con mecanismo de calendario, escape de áncora y 17 rubíes. Su diámetro de máquina es de aproximadamente de 31.00 mm, la altura de 17.00 mm y se compone de dos bloques totalmente independientes:

  • El movimiento de base, con el mecanismo de carga automático y el dispositivo de calendario.
  • La platina de cronógrafo, el que a su vez incluye el totalizador de las horas, o contador de horas.

La precisión de marcha en los relojes de cuarzo

EL "TRIMER" LA INHIBICIÓN LA TERMOCOMPENSACIÓN

La característica principal de los relojes de pulsera de cuarzo es la alta precisión de su marcha. normalmente se usan condensadores fijos o variables como el "trimer" para ajustar el cristal de cuarzo.

Del Volante (motor) al cuarzo

Para entender las nuevas tecnologías que se aplican actualmente en los relojes de pulsera electrónicos de cuarzo, es imprescindible mirar hacia atrás unos años y descubrir cuáles fueron los principios desde los que se llegó a la tecnología punta que se aplica actualmente y que es la base del funcionamiento actual de los relojes pulsera.

Los cronógrafos electrónicos de cuarzo analógico digitales (Anal-digit) y L.C.D.

Para concluir los capítulos dedicados a los relojes de mecanismo o función cronógrafo, vamos a tratar en este número, cómo son y cómo funcionan los relojes con lectura doble analógicadigital (anal-digit) y también los que disponen de pantalla L. C. D. (Liquid, cristal, display) con función incorporada de cronógrafo.

Los cronógrafos electrónicos de cuarzo

Los relojes pulsera electrónicos de cuarzo y, más concretamente, aquellos que disponen de la función de cronógrafo, han representado para el mercado una grata sorpresa por su gran éxito y aceptación entre los usuarios y consumidores. Antiguamente, los relojes pulsera con complicaciones en sus mecanismos no estaban al alcance de todos los bolsillos, básicamente por su elevado precio. Actualmente y gracias a las rebajas en los costes de fabricación y también a la amortización de los procesos de investigación, llegan a los consumidores con unos precios muy razonables para las prestaciones que ofrecen.

Hacia el año 1884, el señor Alfred Lugrin funda su taller de ensamblado de relojes, que con el paso del tiempo se convertiría en la manufactura de relojes Lémania.